impero

Muchos profesores se encuentran a sus anchas trabajando en un aula de informática. Sin embargo, a otros este formato de clase les saca de su zona de confort: como cada alumno está detrás de una pantalla, es difícil tener controlado qué hace cada uno en su dispositivo. Al docente le gusta poder coordinar bien la clase sin tener que estar de pie en el fondo. ¿Hay alguna solución en el mercado para responder a esta necesidad? Pues sí, y se encuentra entre los socios de Signpost: Impero. Se trata de un software de gestión del aula, es decir, un programa que permite estar al tanto de lo que está haciendo cada uno, así como enviar fácilmente tareas y ejercicios, recibirlos una vez hechos, etc.

POSIBILIDADES CONCRETAS EN EL AULA

El uso de Impero puede facilitar enormemente al profesor el uso de ordenadores en clase. Para empezar, le ofrece la posibilidad de ver directamente las pantallas de los alumnos, pero también de compartir con ellos su propia pantalla. Así, todos tienen ante sí inmediatamente la misma imagen, lo que agiliza las cosas a la hora de seguir explicaciones o demostraciones. El programa permite asimismo mandar digitalmente tareas y tests a los alumnos y reunirlos una vez realizados. Si algún estudiante se está distrayendo con cosas ajenas a la clase, puede configurarse que le aparezca un aviso al profesor, quien así podrá redirigir al momento la atención del alumno.

IGUALMENTE EXCELENTE PARA GESTORES DE REDES

Las posibilidades de Impero no se limitan al uso en el aula. De hecho, el programa ofrece también funciones de administración de redes y de gestión energética. Así, por ejemplo, permite controlar dispositivos a distancia, con lo que el responsable informático no tendría que estar desplazándose al lugar donde esté el aparato en cuestión. También posibilita la supervisión discreta de la actividad en la red, visibilizando las actividades de todos los usuarios. Por su parte, la función de control remoto permite manejar y visualizar varios dispositivos a la vez.

La faceta de gestión energética es, igualmente, de lo más interesante para los centros de estudios. Muchas veces quedan unos cuantos ordenadores encendidos toda la noche porque los estudiantes o los profesores se han olvidado de apagarlos. Imperio permite encender o apagar los aparatos automáticamente en los horarios que la dirección del centro decida. Esto no solo es bueno para el medio ambiente sino que también ahorra un dinero considerable.

Pero las posibilidades de Impero no se acaban aquí. Además del factor energético, también posibilita la gestión de impresoras, otro punto en el que se pueden controlar costes. Más prestaciones de interés: puede acotarse claramente qué es lo que los usuarios pueden hacer y lo que no. Esto no solo se aplicaría al uso de Internet sino también a programas y archivos en la red. Finalmente, otro gran valor añadido de Impero es su sistema de gestión de parches, que permite proteger el software mediante análisis y actualizaciones automáticos.

¿QUIERE PROBAR IMPERO?

¿Está planteándose el uso de Impero en un centro de estudios y le gustaría probarlo? Pues no hay problema. Póngase en contacto con info@signpostgroup.eu sin ningún compromiso y nuestro personal estará encantado de ofrecerle todas las aclaraciones necesarias sobre el programa y de organizar una demostración para que el centro tenga la posibilidad real de probarlo.