Signpost

Signpost, tal y como es hoy, lleva funcionando ya varios años, aunque el nombre no siempre fue este. Todo comenzó en el año 2000, cuando se lanzó StudentStart.be. Se trataba de un portal web para estudiantes que funcionaba como punto de encuentro para el alumnado de Flandes. En muy poco tiempo, creció hasta convertirse en la mayor web estudiantil de Bélgica. StudentStart también organizaba encuestas con regularidad para seguir el pulso a este ámbito. En una de ellas se reveló que muchos estudiantes habían obtenido el software que usaban de manera ilegal. Sin embargo, estos encuestados indicaban que estarían dispuestos a comprarlo, si estuviese a un precio especial para fines educativos, ya que la tarifa habitual estaba fuera de su alcance. Hasta la actualidad, este sigue siendo uno de los objetivos más importantes de Signpost: proporcionar el software necesario para los estudiantes al mejor precio posible.

EL PRIMER PROVEEDOR DE SOFTWARE ASEQUIBLE Y LEGAL EN BÉLGICA

En 2002, los organizadores de StudentStart decidieron negociar con Microsoft. Este diálogo tenía como fin poder ofrecer a los estudiantes software legal a un precio considerablemente rebajado. Entonces, StudentStart logró convertir lo imposible en realidad: ofrecer productos Microsoft con tarifas para uso educativo. StudentStart fue la primera y única entidad de Bélgica en obtener estos derechos de distribución. Poco después se formó Signpost BVBA, una sociedad que, desde aquel momento, se centraría en la distribución de programas legales y asequibles en el marco educativo.

Alrededor de un año más tarde, en 2003, se lanzó Academic Download. También esto fue una primicia, pero esta vez adquirió dimensiones internacionales. De hecho, Academicdownload.com fue la primera web del planeta en proporcionar un montón de títulos de software de uso educativo en forma de descargas. Se trataba de software de Microsoft, Adobe, Panda, Magix, etc. Hasta la fecha, ya han hecho uso de este servicio de descarga más de 250.000 usuarios.

 

SOLUCIONES TOTALES PARA PROYECTOS EDUCATIVOS DE PORTÁTILES

La demanda de herramientas informáticas asequibles en la enseñanza ha tenido un crecimiento veloz. Además de los programas, Signpost también comenzó a ofrecer soluciones totales para proyectos con portátiles en centros educativos. Signpost pasó a encargarse de la venta, la entrega y los servicios postventa a precios imbatibles. El mantenimiento y reparación de los portátiles los garantizábamos gracias a un equipo de técnicos propio. Los ordenadores se distribuían en proyectos, en estrecha cooperación con el centro, o se ofrecían a través de la tienda web Academic Shop directamente a cada alumno o profesor. Esto genera un modelo de servicio de gran popularidad y es demandado en cada vez más formatos educativos.

 Para poder llevar a cabo tales proyectos, Signpost decidió establecer una serie de relaciones de cooperación. Así, ya en los primeros años, Signpost pasó a colaborar estrechamente con el fabricante de equipos HP. Dando curso a este trabajo de cooperación, Signpost se mantiene como socio preferente GOLD de HP para el sector educativo. Asimismo, nuestros técnicos cuentan con certificación de HP para realizar las reparaciones ellos mismos. De esta manera, los alumnos y profesores que adquirían un dispositivo a través de Academic Shop tenían la seguridad de poder disfrutar de la calidad de los productos HP y también de los servicios postventa.

 

CONEXIÓN A INTERNET DE BANDA ANCHA

El uso de Internet ha cobrado un enorme peso en la educación y Signpost no podía quedarse atrás ante esta evolución. Tanto alumnos como profesores pasaban cada vez más tiempo en la red. Signpost quería encontrar una respuesta adecuada para este contexto y lo logramos: a finales de 2003, comenzamos a proporcionar conexión a Internet de banda ancha (ADSL) a estudiantes y docentes, por solo 25 euros al mes. Esta solución de conectividad se ofreció bajo el nombre de Academic Broadband. La iniciativa fue un enorme éxito. Este concepto tuvo un grandísimo impacto y la base de usuarios de ADSL creció en unos 1.000 suscriptores al mes.

 

Desde aquel momento, Signpost se ha expandido aún más hasta convertirse en una organización líder que ejerce de puente entre el mundo educativo y el de la empresa. Seguimos constantemente buscando iniciativas y posibilidades innovadoras para seguir acrecentando la modernización del sector de la enseñanza a precios accesibles. Tras un tiempo, decidimos poner el desbordante éxito de nuestra historia en el ADSL en manos de una empresa hermana, FullTelecom. Así, en Signpost podemos centrarnos más en la distribución de software y hardware.

 

SOLUCIÓN TELEFÓNICA

 

En 2011 lanzamos otro proyecto del que estamos orgullosos, con la puesta en funcionamiento de academic mobile. Se trataba de una nueva solución en telefonía móvil para la enseñanza, que permitía a los colegios ahorrar hasta 300 euros al año en la factura de este capítulo. Posibilitábamos llamadas y textos por solo 5 céntimos de euro. También ofrecíamos una suscripción de datos móviles de 2 gb por solo 12,50 euros al mes.

 

Signpost HOY

El crecimiento de Signpost no se ha detenido. Hoy en día, el foco de atención se encuentra principalmente en el software y el hardware para la enseñanza. En estos momentos, Signpost ofrece, además, en exclusiva la mejor oferta de Adobe para uso educativo. Un precio módico por licencias por volumen, pero también existe la posibilidad de ofrecer licencias privadas para estudiantes y profesores. ¡Una combinación única!

 

En el mundo de la enseñanza también están adquiriendo cada vez más importancia los proyectos BYOD. Signpost es líder del mercado en Bélgica. Nuestra dilatada experiencia y nuestro modelo de servicios marcan una enorme diferencia. Los centros que han optado por dar este gran paso nunca quieren volver a lo de antes. Esto se debe a la calidad del servicio postventa de Signpost y a su personal. Además, nuestra gama de equipos se ha expandido con LENOVO.

 

Otro aspecto que cabe destacar es la relevancia que siguen teniendo las licencias por volumen de Microsoft para los centros de estudios. Sin embargo, suponen un gran coste para estos. Ante tal situación, Signpost, una vez más, ha encontrado la solución. Añadiendo estupendos extras a las licencias por volumen, aportamos aún más ventajas que antes. Además, nuestro nuevo concepto, Academic Software, es un éxito. El alumno paga una tarifa fija por trimestre y tiene acceso a un portal en el que puede descargar distintos productos de software. Asimismo, los profesores disfrutan de acceso a los programas, gratis en este caso. Y, por último, pero no menos importante, las licencias por volumen dejan de suponer un enorme gasto para el centro de estudios.

De esta manera, cada día, cada uno de los que formamos Signpost seguimos buscando ideas innovadoras para hacer el software aún más accesible y económico para centros, profesores, alumnos, padres, etc.